Quiénes somos

Un 70% de los productores del país contratan los servicios brindados por alrededor de 1000 empresas acopiadoras de granos. La inversión por parte de estas empresas es constante y sus plantas de almacenamiento representan al  40% de las instalaciones totales en el interior del país. Ello significa una inversión de más de 3.000 millones de dólares que los acopios ponen al servicio de una eficiente movilización de nuestras cosechas.

 

Los acopiadores hoy brindan asesoramiento a los productores, aseguran la logística de granos, participan en la distribución de insumos, financian programas de siembra y son también productores de granos en sus propios campos, o en asociación con otros productores.

 

La acción se lleva a cabo a través de los Centros y Sociedades de Acopiadores y las 950 empresas acopiadoras de granos existentes en el país que conforman la Federación Nacional de Acopiadores de Granos, entidad de segundo grado que fuera creada en el año 1946.

 

Esta estructura de representación empresaria cuenta con una importante nómina de profesionales de primer nivel y experiencia única, capaz de liderar el complejo camino que hoy supone la comercialización granaria, en búsqueda permanente de la excelencia necesaria para sostener a las empresas acopiadoras en el tiempo.

 

Los Centros y la Federación también tienen la responsabilidad de clarificar al sector público y al resto de la actividad privada, sobre la enorme importancia de contar con una red de acopiadores que, con gran eficiencia y a pesar de algunas claras discriminaciones, constituye un sector imprescindible para el desarrollo agrícola.

 

La Federaciónde Acopiadores de Cereales tambien refuerza su compromiso con la cadena agroindustrial a través de sus seminarios  “A TODO TRIGO” y “AGROTENDENCIAS” , dos marcas registradas en materia de seminarios con prestigio internacional, poniendo a disposición del sector del análisis más sofisticado de todos los temas técnicos, económicos y comerciales referidos al trigo y las perspectivas de los principales mercados agropecuarios.

 

Propiciar el trabajo en red, proveer la mejor información y análisis en tiempo y forma hacia todas las oficinas de cada empresa acopiadora, así como brindar la capacitación necesaria para sumar competitividad al negocio, son claras acciones que la Federación encara como una obligación ineludible hacia sus asociados.