Gacetillas

Qué hacer para no dejar de aprovechar los precios altos

Gustavo López y Enrique Erize analizaron las perspectivas de mercado y precios para los principales granos argentinos. Para el primero, “ya hay que vender la soja”. Para el segundo, “en maíz, conviene esperar”.

Fuente de la imagen: Aldo Abaca

Con una gran afluencia de público en busca de información que disminuya el alto nivel de incertidumbre con que se maneja la cadena agropecuaria argentina por estos días, se desarrolla Agrotendencias 2012, el seminario de la Federación de Acopiadores de Cereales que avanza en el Hotel Emperador de la ciudad de Buenos Aires.

“Venía escuchando que la soja bajaba, que llueve por todos lados, y me preguntaba sobre qué iba a hablar. Pero soy optimista sobre los precios de los oleaginosos”, comenzó el consultor Gustavo López (Agritrend S.A.) esta mañana en Agrotendencias.

Al plantear el contexto actual, López destacó los incrementos en la demanda global a mayor ritmo que la oferta, un hecho que se traduce en relaciones de stock-consumo mucho más bajas, generando precios atractivos. También puso de relieve las mejoras significativas en el precio de los commodities, la devaluación del dólar frente a otras monedas, la alta volatilidad y fuerte especulación en los mercados y el aumento de la competitividad de los productores tradicionales, entre otros.

Para López, estamos frente a una “excelentísima oportunidad para la Argentina”. Especialmente ante el ajuste del maíz en EEUU y la falta de forrajeras en el mundo. También ante la demanda de harinas proteicas.

En materia de producción global de oleaginosos, lidera la soja con un total de 264,3 millones de toneladas, el 57,5%. En harinas proteicas también lidera la soja (67,6%), 180,7 millones de toneladas para 2012/1013.

En lo que hace a la oferta y demanda mundial de soja, se esperan producciones récord para Argentina y Brasil para 2012/2013 (55 y 81 millones de toneladas respectivamente). Los Estados Unidos proyectan 78 millones de toneladas en octubre, perdieron el liderazgo a manos de Brasil. “Son cifras que van de acuerdo a la demanda del mercado. Estamos en un 25,1% en la relación entre stocks e industria, por lo que estamos un poco mejor que dos años atrás”.

Quien motoriza todo este complejo sojero es China, que importa 61 M de toneladas. En opinión de López, los precios van a seguir sostenidos en el tiempo.

¿Qué se puede esperar? La primera hipótesis parte de un incremento de un 5% en la producción de Argentina y Brasil. Y la segunda de una caída del 10% en la estimación actual.

Para Brasil, el USDA habla de 81 M de t, que serian 85 con la primera hipótesis y de 73 en la segunda. Para Argentina, el USDA dice 55 M de t, que serían 58 o 50, depende el escenario que se elija.

En materia de exportaciones, Argentina tiene el 12% del mercado de poroto y lidera, con el 49 % del market share, el de harina y aceites.

En líneas generales, López aseguró que tenemos precios muy sostenidos en los granos en Chicago, con algunas oscilaciones, pero por encima que a finales del año pasado.

Con una superficie sembrada para todos los cultivos en Argentina 2012/2013, de 110 o 112 M de t., en el caso puntual de la soja, el ingreso por el complejo sería de 38 mil millones de dólares, con cálculos hechos con precios muy cautos, lo que hace prever un ingreso muy importante de divisas y retenciones.

En lo que hace a la molienda, “hay una ociosidad muy grande, sólo se usó el 57% de la capacidad instalada de molienda. Hay perspectivas de que se reduzca en la próxima campaña”, apuntó.

“Hay precios muy atractivos, tanto para la vieja cosecha como para la nueva. Está para cerrar posiciones futuras. Yo vendería ya la soja. Es preferible capturar los excelentes precios actuales poniendo pisos por medio de PUT/ Forward) que permitan asegurar niveles mínimos muy elevados”, sugirió López.

Sobre el girasol, López recordó que por la caída de la producción en Ucrania, Rusia y la UE, los precios que pueden esperarse son buenos.

Los cereales

El mercado de cereales fue el tema desarrollado por Enrique Erize (Nóvitas S.A.) para quien hay un nuevo marco estructural. “Al mundo le cuesta mucho acompañar la demanda”, dijo.

Tras destacar el impacto que tuvo la sequía, primero en la cosecha argentina, y recientemente en la de Estados Unidos, Erize se refirió al actual ciclo maicero y dijo que es un verdadero drama, con una relación stocks/consumo mundial muy bajo, la peor situación de la historia en materia de reservas de maíz.

“Hoy el maíz vale 30 dólares menos que el momento de mayor euforia de los mercados”, dijo. “Si hay altos precios, el mercado se va a arreglar solito”, apuntó.

Por su parte, el trigo no está mal en el mundo en materia de reservas. Van a caer, pero no a cifras preocupantes. Los fundamentos alcistas vienen de la mano de Europa, Rusia, Argentina y Australia.

En lo que hace a los fundamentos externos, “hay una fuerte demanda de limitar los fondos especulativos en los mercados de granos. No creo que se regulen de un día para el otro. Si mañana los fondos se fueran, la soja se caería 60 dólares”, expresó.

Según Erize, la misión del mercado es dar señales para aumentar la producción y racionar la demanda. “Este es el año del maíz, es mucho más interesante a febrero-marzo que la soja”, dijo y destacó que el 21% del trigo que se consume en el mundo es importado. En el maíz es el 12%. La soja es el 62%. “Es muy difícil racionar la demanda, porque China no va a aflojar, no va a dejar de comprar soja”, apuntó.

En términos locales, “el mercado de trigo está intervenido desde 2006, por la mesa de los argentinos. La situación es que no queda trigo. Hacia 2013, hubo una decisión oficial de abrir el registro por 6 millones de toneladas. Yo me opuse porque fue estratégicamente mal tomada. Porque Argentina tiene como cliente cautivo a Brasil, y puede pagar 100 dólares más por el trigo argentino, pero le estamos vendiendo ahora cuando no lo necesita”.

“Si tengo trigo, tengo que venderlo ahora, porque después no habrá compradores. No habrá mercado. Si no, se puede esperar con el trigo hasta agosto. Pero, el que no vendió, que no se duerma, porque se encontrará con un mercado muy complicado”, recomendó.

 

“En maíz, hoy estamos 20 dólares por debajo de Chicago”, anunció  Erize y agregó: “los exportadores están diciendo: compro FAS, vendo Chicago y… espero. Ustedes tienen que hacer lo mismo, vender Chicago, no Tailandia, Malasia, etc. Es hora de que aprendan a operar. Yo no vendería maíz a 190. Luego alguien compró a 200 y todos pidieron 205, por lo que después se retrajo el mercado. Pero van a volver los 200 dólares”.

El mercado de maíz va a estar nervioso, no va a haber stocks. Va a tener un sostén especial, es el año del maíz.

La competitividad argentina

“En soja somos recontra competitivos, y en maíz también, pero en trigo no me parece”, dijo Erize para apuntar que en Rusia y en Ucrania están despertando a la agricultura. Esos países pueden duplicar la producción de trigo en 4 o 5 años. “Nos van a correr, y no podemos competir. Tienen una aptitud especial para hacer cosecha fina”, dijo.

“Cuando en abril Brasil salga a comprar, nosotros no vamos a tener trigo. Tendríamos que haber hecho un convenio en lugar de abrir 6 millones de t. Estamos desaprovechando una oportunidad. Argentina exporta cuando Brasil no necesita y viceversa”, criticó.

En trigo, hay un mito sobre el valor agregado. “La producción mundial de trigo es de 670 millones de t. El comercio mundial es de 130 m de t. El comercio mundial de harinas es de 10 m de t.”, desarrolló Erize para luego culminar diciendo que “esto es un huracán de cola. Qué lástima y qué torpeza, porque podríamos tener rentabilidad para todos y para todas. Pero los gobiernos pasan, el campo queda”.

 

Más información en www.agrotendencias.com.ar

 

Congreso: Agrotendencias 2012 
 
Fecha:

Enviá tu comentario

Gacetilla

La Federación de Acopiadores envió ayer una carta al Presidente de la Nación y al Ministro de Agricultura argumentando que con el nuevo régimen de derechos de exportación, un productor de 1.000 toneladas de maíz ve reducido su ingreso anual de $1.800.000 a $972.000. Si el “esfuerzo” fuese equitativo, un funcionario que cobra $138.500 al mes debería percibir ahora $74.800 (lo mismo que el productor maicero que arriesga su capital cada campaña).

Gacetilla

La Federación de Acopiadores de Cereales realizó el tradicional brindis de fin de año en la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. Allí, su presidente, Fernando Rivara, detalló los temas clave de la agenda del sector.

Gacetilla

La entidad sostiene que en pleno pico de demanda, el combustible llega en cuotas a las estaciones de servicio de todo el país generando situaciones de desabastecimiento.

 

Gacetilla

Siete representantes institucionales coincidieron en que el país depende del comercio de alimentos con el mundo y que el “ajuste” hay que hacerlo en la política. Gustavo Idígoras (CIARA-CEC) citó un trabajo de CIPPEC que indica que pasar de 65 a 90 mil millones de dólares de exportación por año permitiría reducir el 38% la pobreza.